Monday 29 April 2019 - 16:04:29

Dios

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

El G.•.A.•.D.•.U.•., mejor conocido como Dios, es la Construcción mental que hice para darle significado a todo aquello que es grande, inentendible, sublime en mis experiencias cotidianas. Es relevante declarar que creo en El, le reverencio y forma parte muy importante de mi vida.

Como cristiano, he recibido información de mis pastores y en mi lectura de la Biblia acerca de Dios. En algunos pasajes del Antiguo Testamento lo personifican como iracundo, terrible, extremadamente necesitado de ser adorado. Jesuscristo nos los acerca y abre un camino de salvación, novedoso para la época y totalmente vigente. En el libro sagrado, siempre se demuestra que Dios es omnipresente, omnisciente y todopoderoso. Siendo la fuente creadora del Universo, el Todo forma parte de El, y nosotros como sus herederos, tenemos muchas características compartidas que en ocasiones no utilizamos a nuestro favor.

Mi Dios me hizo a su imagen y semejanza, por lo que al personificarlo me aproximo a su naturaleza divina, necesariamente alejada de la esfera material y humana. Al ser atemporal, en un instante para esta dimensionalidad apareció el universo con sus leyes inmutables y yo creo que El no hace más nada que disfrutar de su Obra y observar como va evolucionando.

¿Dios creó al hombre o el hombre creó a Dios? Es una pregunta que la humanidad desde tiempos inmemoriales se ha hecho, pero hasta el momento no se ha encontrado una respuesta que sea unánime, por lo que queda como cuestión de fe. Feuerbach en “La esencia del cristianismo”, dice que Dios es para el hombre el contenido de sus sensaciones e ideas más sublimes. El invierte las ideas creacionistas afirmando que Dios es una creación humana, afirmando que el hombre le atribuye a Dios sus propias cualidades humanas y en Dios refleja los deseos humanos no realizados. Lo que el hombre necesita, desea y no puede lograr, es para el filósofo alemán del siglo 19 Ludwig Feuerbach lo que el hombre proyecta en Dios. Una visión ateísta como esta me pareció relevante traerla a colación para contrastarla con las ideas propias y reafirmarlas.

Ya cerrando, no hay ceremonia masónica, ni proceso ritual y menos enseñanza verdaderamente significativa que tenga sentido sin la fe. El masón plenamente convencido, se vuelve un hombre de fe, un creyente de Dios, pero jamás un crédulo y menos un racionalista. Como lo dijo Anderson: "El masón jamás será un estúpido ateo ni un libertino irreligioso". Entonces, sigamos ejercitando la caridad, mantengamos la esperanza y caminemos con fe....

Quiero concluir con esta cita al empresario chileno Felipe Cubillos acerca de Dios y el Cielo: “Creo que si actuamos haciendo el bien, podremos estar en la lista de espera si el Cielo existe; y si no existe, habremos tenido nuestro propio Cielo en ésta Tierra. A Dios no lo encontré sólo en el mar del sur, en las nubes, en las tormentas, en las olas, ni en la meta, ni en las partidas; estuvo siempre conmigo, dentro, muy dentro de mí”.

Q:.H:. A:.M:. Howard Rojas

  • modo impresión
  • Crear PDF para esta noticia
Monday 29 April 2019 - 15:48:25

Jubelo, Jubela y Jubelum

Los nombres de los asesinos de Hiram, Jubelo, Jubela y Jubelum, son igualmente de raigambre astronómica. Mientras el Sol alcanza su solsticio de verano en Libra, en la parte oculta del Zodíaco se encuentra un triángulo de estrellas que materializan la conspiración contra el Sol y que a partir de ese momento comenzarán a elevarse hasta llegar a su mayor altura en el momento del solsticio de invierno THE WINTER IS COMING, muerte de Hiram: Zuben-hak-Rabi, cuya deformación fonética dará Jubelum Abiram, Zuben-el-Gubi, que deribará en Jubelo Gibbs, y Zuben-Es-Chamali, que se deformará en Jubela Gravelot (la deformación fonética en el contexto ágrafo de la Masonería es habitual: Pitágoras suele aparecer como Peter Gower).

Con el fin de encontrar el cuerpo del Maestro se envían a doce Compañeros a buscarle. Estos doce Compañeros son ahora las Híades y las Pléyades, estrellas entre las que se encuentra el Sol cuando empezaba a renacer en Tauro. El perro que en la tradición antigua guía a nueve de ellos a la tumba no es más que Sirio, la Estrella Perro que se encuentra al sur de las Pléyades. Los grados del R.E.A.A. Elegido de los Nueve y Elegido de los Quince deben también su nombre a estas constelaciones.

Según la leyenda, Hiram Abif fue un hábil artesano enviado desde la región de Tiro para trabajar en el Templo del Rey Salomón. Con el tiempo se convirtió en el único conocedor de los secretos de los maestros masones, entre los cuales se hallaba la palabra secreta masónica.
La tradición ocultista afirma que saber el nombre de una deidad equivale a poseer su poder. De ahí que se supusiera que Abif manejaba el poder de Yahvé y, por ello poseyera muchos otros secretos que, una vez finalizada la construcción del templo, pasarían a los otros artesanos, que se convertirían a su vez en maestros masones.

Cuentan que, llegado el mediodía, el insigne arquitecto tenía la costumbre de ir al Sancta Sanctorum para orar a Yahvé y planificar las obras del día siguiente. Uno de esos días, al terminar sus oraciones, Hiram Abif, se topó con el desagradable final de su historia de modo inesperado.
Saliendo por la puerta sur del templo, Jubela, uno de sus aprendices, le flanqueó el paso estando armado con una especie de regla vertical. Le conminó a que le revelara sus secretos. Abif no perdió el aplomo ante la clara amenaza de muerte a la que se enfrentaba y furioso, Jubela enarboló la regla y asestó un golpe en la sien derecha a su maestro, que dobló la rodilla por el impacto, aunque pudo alcanzar la puerta occidental donde, desafortunadamente, no fue ayuda lo que encontró.

Allí, en esa escena, estaba Jubelo, otro de sus aprendices, quien también le propinó un golpe, en este caso en la sien izquierda, haciéndolo doblar la rodilla del mismo lado. Arrastrándose y perdiendo grandes cantidades de sangre, Abif llegó a duras penas a la puerta oriental donde fue rematado por Jubelum, que usó una gran maza de piedra para aplastarle la frente.

No les quedó otra salida a los tres asesinos que ocultar el cuerpo del arquitecto para evitar la ira del rey Salomón y escapar del país para no ser descubiertos. Escondieron provisoriamente el cuerpo de Hiram Abif bajo unos cascotes y al llegar la medianoche lo trasladaron a la cima de una colina para enterrarlo. La sepultura fue señalizada con una rama de acacia y hecho esto, los criminales intentaron darse a la fuga. Sin embargo, no tuvieron éxito porque no consiguieron que ningún barco los sacara del país y tuvieron que guarecerse en los montes.
Mientras tanto, la ausencia de Abif llegó a oídos del rey Salomón que envió a varias personas a buscarle. La gravedad de la situación hizo que la verdad tardara poco en aflorar gracias al testimonio de doce trabajadores del templo que confesaron al rey que ellos y otros tres más (Jubela, Jubelo y Jubelum) habían conspirado para arrancar los secretos masónicos a su maestro.

En el último momento habían dado marcha atrás, pero supusieron que los otros no. Agradecido por su honestidad, el rey los envió en grupos de tres para buscar el cuerpo de Hiram Abif.

Tras varias semanas de búsqueda dieron con los restos del arquitecto e informaron a Salomón de su hallazgo. Éste les ordenó levantar el cadáver de la sepultura mediante el «apretón de manos de un aprendiz», correspondiente al Primer Grado de la Masonería. Al fracasar en su intento, el rey les dijo que probaran el «apretón de manos de un artesano compañero» del Segundo Grado, pero tampoco lo consiguieron. Finalmente, el mismo Salomón se presentó en el lugar donde yacía Abif para levantarlo con el «apretón de manos de un maestro masón» del Tercer Grado. Gracias a ello, no sólo pudo levantarse el cuerpo, sino que sorpresivamente la vida regresó a él de nuevo.
La primera palabra que pronunció en su nuevo estado, fue recogida por los masones y utilizada en sustitución de la perdida con su muerte. Desde entonces ha sido trasmitida de generación en generación hasta la actualidad. Muchos historiadores y escritores masones enmarcan la historia de Hiram Abif dentro del mito, mientras que otros están convencidos de su autenticidad.

En lo particular QQHH:. La historia de Abif no es más que la enseñanza de que la orden siempre es maravillosa y perfecta, que los que cometemos errores somos nosotros, la masonería busca filtrar lo mejor posible a sus iniciados pero en algún momento algo de la cosecha sale mal, así pues que no podemos dejarnos llevar por un mal momento, por un QH:. Que pueda inclusive ser para nosotros algunos de los Juwes, porque de seguro pasará y no solamente una vez, parte de ser un maestro es saber seguir adelante con la disciplina y la firmeza que lleva este camino, que no es más que para hacer de nosotros mismos alguien mejor cada día, sino para también hacer por los que nos rodean lo mejor que esté a nuestro alcance, nutrirnos de conocimiento es el remedio a la ignorancia, no podemos pretender que al QH:. De al lado le guste la misma música, los mismos temas, incluso la misma creencia, tu VITRIOL no es igual a otros, nada en la orden se siente igual para todos, recuerda que tu lealtad, tu riqueza interna, y lo lejos que quieras llegar y con esto no me refiero al grado que se alcance, solamente lo decide cada uno de nosotros, no hay responsable ni número en un diploma que te haga mejor o peor mason, la vida no gira alrededor a la masonería, tan sencillo es como que compartimos vida con ella y nos adopta para ser mejores personas, la sabiduría no la determina cuantos libros hayas leído sino cuanto realmente has aprendido de ellos y de la vida, cuanto estas dispuesto a dar, siempre hay quien sabrá más de algo que nosotros, alguien siempre será un maestro así sea un aprendiz, si no entendéis eso QH:. Lamento decirte que entonces puedes que seas uno de los Juwes.

Q:.H:. C:.M:. Luis Hernández.

  • modo impresión
  • Crear PDF para esta noticia
Thursday 08 November 2018 - 23:15:48

San Juan El Limosnero

“Juan el Limosnero o Juan V de Alejandría (Joannes Eleemosynarius) (Amatunte, Chipre, segunda mitad del s. VI - Chipre, 619) fue patriarca de Alejandría. Es venerado como santo en diversas confesiones cristianas.”. Fuente: Wikipedia.

La caridad (en griego: αγάπη (agapë), ‘amor fraternal’) y (en latín: caritas) o amor (del español moderno) es la virtud de amar a Dios sobre todas las cosas, aún sobre sí mismo. Fuente: Wikipedia.

El termino caridad, fundamentalmente se describe como la virtud (Disposición habitual para hacer el bien con un efecto positivo) de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. La caridad se particulariza por tener las siguientes características: La Paz y La Misericordia. Para desarrollar esta virtud se demanda: práctica del bien y la corrección fraterna; ser benevolente; reciprocidad; siempre un pensamiento desinteresado y generoso; es amistad (fraternidad). Los especialistas en programación neurolingüística (P.N.L) en la actualidad describen lo que sería, parte de las características de la caridad como: “ponerse en los zapatos de los demás” aplicando otro punto de vista.

Es una manera práctica de ser generosos y; de ver, padecer y sentir las carencias, necesidades, alegrías y las personas que nos rodean y de esta manera lograr ser empáticos con nuestro prójimo; para tomar la decisión de compartir nuestro amor fraterno y auxiliarlo de ser necesario o simplemente compartir la carga.

Juan V de Alejandría; se caracterizó por su amor a los necesitados y la generosidad con que los trataba. Decía que de joven había tenido la visión de una joven con una guirnalda de olivo en la cabeza, que le dijo que era la Compasión. Desde ese entonces, practicaba la caridad con todo el mundo, especialmente con los pobres, por la cual recibió el sobrenombre de Limosnero.

Juan; había nacido de una rica familia con posibilidades económicas. Enviudado y enterrado a todos sus hijos en Amato de Chipre, empleó sus rentas (posesiones) en socorrer a los pobres y se ganó el respeto de todos por su santidad, mostrando una característica de desprendimiento y/o desapego a las posesiones terrenales (me recuerda mucho cuando entramos en logia; que debemos de desprendernos de todos nuestros metales del mundo profano).

La masonería adopta esta virtud de caridad desarrollada por Juan y la hace suya, como piedra fundamental en su pedagogía de formación. De ahí se deprende que todos los masones venimos de la Log∴ de San Juan.

Como dato histórico interesante; comento, que existe una supuesta reliquia del Santo, en La Catedral de San Martín (Bratislava, Eslovaquia). En lo particular este tipo de prácticas infundadas por la Iglesia católica de veneración a reliquias, NO son de mi consentimiento.

Se requiere el desarrollo del manejo de nuestras emociones para poder, centrar nuestros pensamientos y sensibilizarnos respecto a los acontecimientos que suceden en nuestro alrededor (sobre todo los pesares de nuestros prójimos) y de esta manera encausar parte de nuestras energía en ayudar sanamente a nuestro entorno; eso sí, siempre entendiendo cuales son las carencias de los demás: poniéndonos en su posición.

El acto de caridad de un Masón: Ayudad sin ir en busca de nada, sin consideración de futuras ventajas, pues de lo contrario tu caridad o cortesía no es caridad, sino, tráfico y mercantilismo.
” (…) el hermano debe ser y debe estar contento con si mismo y esto solo puede ser cuando se interesa no solo por si mismo, sino por el bien de los demás que necesitan de su ayuda, los cuales tienen derecho a recibir (…)”. Cita: M:.M:. Pike en su obra el “Masón Leal”

Es cuanto


A:.M:. Efrain Salazar
06-11-2018 (e:.v:.)

  • modo impresión
  • Crear PDF para esta noticia
Sunday 14 October 2018 - 15:40:02

Ceremonía Soberano Capítulo Rosacruz "Independencia y Unión" Nro. 12

El pasado sábado 13 de octubre de 2018, se llevó a cabo, la ceremonía de afiliación al Soberano Capítulo Rosacruz "Independencia y Unión" Nro. 12, en el Valle de Puerto Cabello, de los Maestros Masones postulantes.

Nuestra Respetable Logia "Reintegración" Nro. 22, al Oriente de Valencia,se une al Júbilo por esta nueva adquisición y Felicita a: Pablo Morales, Norman Sinclair y Gustavo Hernández, Miembros de nustro Respetado y Amado Taller, que lograron su ingreso a la Logia de Perfeccionamiento.

En el año del Centenario de nuestro Gran Oriente de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, que continúen los éxitos siempre A L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

  • modo impresión
  • Crear PDF para esta noticia
Sunday 07 October 2018 - 00:40:22

El Templo Masónico y su Simbolismo

El término templo (del latín templum); designa a un edificio: sagrado. Muchas religiones, si no todas, tienen edificios que se consideran sagrados.

El simbolismo, puede conceptualizarse como un sistema que nos permite representar: conceptos, creencias o sucesos de la vida cotidiana enmarcada en leyes, normas o simplemente reglas. La masonería se caracteriza por el uso de simbolismos y los amplios significados que se desprenden de cada uno de ellos, el templo masónico es un recinto lleno de simbolismos de distinta clase: histórica, teológicos, interpretativos, enmarcados en las referencias históricas de constructores y/o albañiles. En este espacio físico nos reunimos los practicantes de la francmasonería para celebrar rituales (tenidas). La concepción de este espacio y su distribución obedecen a reglas simbólicas precisas (difiriendo estas de la clase de rito y los grados bajo la cual se realiza la tenida).

Una de las referencias históricas más importantes bajo la cual esta definido el tempo masónico; es el templo de salomón (primer templo de Jerusalén, el cual fue destruido) recinto que tenía como función principal el resguardo de los pergaminos del arca del alianza. Al pasar de los tiempos fue edificado un segundo templo, que también compartió el mismo destino del primero y que en la actualidad; El Kotel (ó Muro de los lamentos) es uno de los pocos vestigios arquitectónicos que sobrevive, siendo un lugar de veneración para muchas religiones.

La decoración del templo Masónico está igualmente codificada. La parte fija: Columnas B y J (estructuradas según el templo de Salmon) siendo los pilares fundamentales de la ideología; sobre las columnas B un globo terráqueo y sobre la columna J un globo astral, el techo o la bóveda celeste (representando las estrellas y el posicionamiento de ellas respecto a la ubicación del templo), el ARA (pilar fundamental que contiene el libro sagrado y la conexión principal con el G.·.A.·.D.·.U.·.), en el ARA se encuentran las luces de la sabiduría. Estos elementos cambian en función de la ceremonia que se desarrolla, y en función de su ritual y de su grado masónico (aprendiz, compañero y maestro).

Ciertamente la Masonería, según tengo entendido a mi nivel de Aprendiz, NO es un Religión. Pero maneja una espiritualización del entorno donde es practicada, el templo probablemente es el primer símbolo de la francmasonería, sin embargo la espiritualización dada en el templo es un mecanismo de acercamiento a un ser todo poderoso, que para el Mason es G.·.A.·.D.·.U.·. y/o Dios; sea cual fuere su religión, lo importante es la relación existente entre el practicante, el templo, su simbolismo y normas para el progreso interno hacia la elevación espiritual que surge en esta conexión. La masonería pretende: perfeccionar el templo interior de sus trabajadores, con fraternidad y con la suma y el apoyo de muchos intelectos.

Personalmente, sin sonar fuera de contexto, todo este simbolismo y significado encerrado en el interior de los metros cuadrados (m2) del espacio del templo, te permite hablar contigo mismo y practicar con tu ¡YO! interior; aprender desde el silencio del Aprendiz, que la administración de tu vida externa debe iniciarse internamente; NO debemos ser distintos en el templo, que fuera de Él, recordemos que el templo interior siempre está con nosotros y que este es simplemente mental.

El templo es, en definitiva; un espacio que permite; en su limitación de: oriente a occidente, de sur a norte, del cenit al nadir, concentrar las energías de sabiduría, de vivencia, de experiencia, de luz, sin dejar que entren falsas luces. Otro símbolo importante es la PIEDRA, muchos dirían!... ¿Cuál Piedra?...Pues la piedra soy YO, eres TU, es El, somos todos lo que buscamos crecer y elevarnos gradualmente para conseguir los fruto del proceso recurrente de CRECER, lo que nos lleva a la interpretación Masónica de PULIR y/o PULIR LA PIEDRA, en el trabajo simbólico – intelectual que se realiza en el taller y de la vida diaria, el cual nos permite elevar la densidad al ser humano común a otros planos o niveles superiores a su entorno.

Conclusión

El templo masónico está lleno de simbolismos. Esta razón lleva a pensar que el análisis del simbolismo presente en el templo masónico, en la logia y en el universo masónico sea muy compleja tarea, para cortas páginas. Sin embargo; existirá siempre la regla nemotécnica que utilizo en el día a día y que personalmente es muy fácil para recordar; que hacer en cada momento práctico al cual estamos expuestos. Pues en las imágenes esta la respuesta (representando símbolos). “Ejemplo: Siempre que veamos al compás y a la escuadra conectémonos con la razón y la sabiduría…..y tomémonos esos pocos minutos antes de emitir una opinión”.

Debemos procurar aprender desde nuestro silencio interior y aprender desde él, es por esta razón que el simbolismo es único y vital para las reglas nemotécnicas. Sin el símbolo, la palabra, que es débil y volátil, se confunde con nuestro propio ruido interno. En cambio, si somos lo suficientemente receptivos, el símbolo nos deja enseñanzas perpetuas.

Es cuanto V.·. M.·.

Q.·. H.·. A.·. M.·. Efraín Salazar

  • modo impresión
  • Crear PDF para esta noticia
Pág./s  1 2 3 ...... 20 21 22
 

Bienvenido

Usuario:

Contraseña:


Recordarme

[ ]
[ ]

Síguenos en Twitter.

Musica